Senda del Portillo Amargo

El río Oca, tras su paso por Oña en su caminar hacia el Ebro, ha labrado un agreste desfiladero por donde antaño pasaba el ferrocarril Santander-Mediterráneo. Hoy, un camino rehabilitado, recorre su interior. Visitaremos el desfiladero ascendiendo primero desde Oña a lo alto de la sierra siguiendo un antiguo camino llamado el Portillo Amargo. Desde él, descendemos a la otra vertiente del desfiladero para regresar por el paseo mencionado.

Llegaremos a Oña desde Burgos por dos posibles itinerarios: por Poza de la Sal, desde donde seguimos por Salas de Bureba y Terminón o por Briviesca. En Oña, debemos atravesar la calle principal hasta cruzar el río a mano izquierda por el segundo puente según entramosAllí mismo, nos topamos ya con el panel indicador de la ruta que vamos a recorrer: el PR “Sendero del “Portillo Amargo”. Aparcamos el coche, nos ponemos los equipos y comenzamos la marcha.Allí mismo, nace el camino que sube hacia la sierra. Nos incorporamos a él. Poco a poco ganamos altura y dejamos las casas de Oña abajo tras nosotros. La pendiente no es fuerte en ningún momento y subimos con comodidad.
Llegamos a un llano. Desde aquí, tomamos un sendero, señalizado, que se dirige, siguiendo la linde un campo hacia la ladera de la montaña, que vemos ya frente a nosotros.

Un pequeño esfuerzo más, y alcanzamos por fin la cresta superior de la sierra. Es el llamado Portillo Amargo, un antiguo paso de montaña que salvaba la barrera insalvable del río Oca, que durante siglos fue evitado, al no existir las comunicaciones que vemos hoy en día.Toda la cresta que separa el Valle de Valdivielso del de Oña-Caderechas es una enorme extensión arbolada y poblada de vegetación con escasos caminos. El algunos mapas este agreste cordal es llamado Sierra de la Rasa. En este blog ya hemos publicado algunas excursiones por esta interesante cresta, a caballo de los valles de Caderechas al sur y Valdivielso, al norte.

El camino, en buen estado, pierde altura rápidamente. En poco tiempo, llegamos a la carretera, junto a un túnel.

Desde aquí, ya sólo tenemos que regresar a Oña primero por el asfalto de la cuneta y enseguida siguiendo el camino habilitado para recreo y paseo que sigue la traza del antiguo trazado el ferrocarril Santander-Mediterráneo, hoy desmantelado.

El camino sortea primero los túneles de la carretera. A mano izquierda, junto a la salida que sube al pueblo de Villanueva de los Montes, el sendero continua por el borde del río, aferrado a la pared rocosa, para retornar enseguida a la carretera por un pequeño puente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: